Células Madre

De manera natural, los tejidos del cuerpo a lo largo de la vida sufren un desgaste, del que se defiende desarrollando la capacidad intrínseca de autorenovar esos tejidos que se desgastan. De no existir esta renovación, se reduciría considerablemente la esperanza de la vida de los seres vivos. Por otro lado, gran parte del amplio elenco de las enfermedades que afectan al ser humano, se basan en la degeneración y muerte de los distintos tejidos que conforman nuestro cuerpo, ya sea de manera aguda (infartos) o crónica (degeneración envejecimiento).

El avance de la medicina ha desarrollado técnicas que consiguen reparar los tejidos: son los trasplantes. La introducción de los trasplantes a la medicina moderna ha puesto una revolución que algunos lo han comparado con el descubrimiento de la penicilina.

Sin embargo los trasplantes de órganos no están exentos de complicaciones y de limitaciones importantes: la escasez de donantes, la posibilidad real del rechazo del órgano trasplantado.
No obstante, se abren ahora nuevas posibilidades como es la nueva medicina regenerativa, que se propone reparar los tejidos dañados utilizando mecanismos similares a los que de forma natural usa el organismo para la renovación de las poblaciones celulares que van envejeciendo y que deben de ser sustituidas por otras que suplen su función. Los mecanismos que posee el organismo de regeneración, reparación y renovación de tejidos son limitados y es dependiente de la rapidez de instauración del daño o degeneración

De esta manera la muerte de grandes cantidades de tejido de manera aguda –por ejemplo en los infartos de miocardio, cerebrales- no son susceptibles de ser reparados por los mecanismos naturales del organismo. Entra en escena las nuevas terapias con cultivo y trasplante desarrollados estos últimos años, se abren como una posibilidad para el tratamiento de este tipo de enfermedades.

No cabe duda de que estos nuevos descubrimientos, marcaran una línea primordial en el campo de las nuevas terapias en medicina. La medicina reparadora, basada en el uso terapéutico de las células madre, sale al paso del gran aumento de incidencia que está sufriendo enfermedades de tipo degenerativo que se asocian irremisiblemente al incremento de la esperanza de vida mundial y al envejecimiento de la población, especialmente en el mundo desarrollado.

Pero vamos a definir ahora a las células madre. Célula madre o ítem cell se define como una célula progenitora, auto renovable, capas de regenerar uno o más tipos celulares diferenciados. En los animales superiores, las células madre se han clasificado en dos grupos. Por un lado, las células madre embrionarias (Embrionic ítem o EScell). Estas células derivan de la masa celular interna del embrión en estadio blastocisto (7-14 días), y son capaces de generar TODOS los diferentes tipos celulares del cuerpo, por ello se llaman células pluripotenciales. De estas células se derivan, tras muchas divisiones celulares, el otro tipo de células, las células madre órgano- especificas.

Estas células son multipotenciales, es decir, son capaces de originar las células de un órgano concreto en el embrión, y también, en el adulto.

El ejemplo mas claro de células madre órgano-especificas, es el de las células de la medula ósea, que son capaces de generar todos los tipos celulares de la sangre y del sistema inmune. Pero estas células madre existen en muchos mas órganos del cuerpo humano, y podemos encontrar en la literatura científica como ya se han aislado células madre de adulto de la piel, grasa subcutánea, músculo cardio y esquelético, cerebro, retina, páncreas… Al día de hoy, se han conseguido cultivar (multiplicar) estas células tanto en in-Vitro (en el laboratorio), como in-vivo (en un modelo animal utilizándolas para la reparación de tejidos dañados

A pesar de todo, la planeación de estas técnicas de transferencia de células madre de adulto para el recambio y reparación de tejidos enfermos esta todavía en sus comienzos.

Hasta ahora ha existido la creencia generalizada de que estas células madre órgano especificas, están limitadas a generar solo células especializadas y diferenciadas del tejido donde residen, es decir, han perdido la capacidad de dar lugar a otras estirpes celulares de cuerpo: son células multipotenciales. Sin embargo la reciente publicación de múltiples estudios han hecho cambiar esta visión de las células madre órgano- especificas, haciendo evidente que células madre de adulto procedente de cualquier tejido puede diferenciarse a células y tejidos de otras localizaciones y estirpes distintas.

Estos experimentos han comprobado que células madre de adulto, cultivada y sometida a ambientes humorales distintos a los habituales, pueden reprogramarse (TRANSDIFERENCIARSE), y dar lugar a otros tipos celulares que hasta ahora se pensaba que eran incapaces de generar. Es decir, ya no serian multipotenciales, si no pluripotenciales. Si esto es así, se podría decir que no existe una diferencia esencial entre la célula madre embrionarias y las de adulto.

En la a actualidad existen un gran debate, tanto científico como ético, en torno a la utilidad de las células madre: células madre de adulto o células madre de embrión.

A finales de 1998 el gobierno del Reino Unido publica el INFORME DONALDSON, redactado por la comisión de expertos en clonación, donde se da una visión científica de las posibilidades terapéuticas y de las limitaciones éticas y técnicas de la clonación y tangencialmente, del uso de células madre con fines terapéuticos-experimentales. A nadie se le escapa la presión que han impreso el gobierno del Reino Unido (con el Informe Donaldson), y parte de la comunidad científica de Estados Unidos (a través de su respectivo informe, días posteriores al Informe Donaldson, de los Institutos Nacionales de Salud Estadunidenses (NIH), a favor de la investigación con células madre de embriones.

El Informe Donaldson, recoge las posibilidades terapéuticas que se puedes derivar de las células madre embrionarias, aunque también menciona la posibilidad de conseguir otro tipo de células madre no embrionarias que evitarían el uso y destrucción de embriones.
Así hablan, en el punto 4 del documento, de que células madre de adulto se puedes encontrara en el cordón umbilical de recién nacidos, en la medula ósea se personas adultas, o incluso conseguir a partir de células diferenciadas de adulto, células madre.

En el punto 5 se valoran las ventajas del uso de células embrionarias sobre las de adulto, y se afirma que estas células madre no embrionarias, es probable que posean el mismo potencial que las embrionarias para desarrollar la misma cantidad de tipo de tejidos.

Estas son las razones aducidas en contra de las células madre de adultos, y a favor de las ítem cell embrionarias en el Informe Donaldson.

Una célula madre o célula troncal es una célula escasamente diferenciada (y por ende, no especializada), que puede producir cualquier tipo de células que constituyen el cuerpo de un ser vivo. Es común que en documentos especializados se las denomine ítem cells. En ingles, donde ítem significa cepa, traduciéndolo lo mas a menudo como “células troncales”.

Una característica fundamental de las células madre es que pueden mantenerse (en el cuerpo o en una placa de cultivo) de forma indefinida.

Puesto que al dividirse siempre forman una célula idéntica a ellas mismas, siempre se mantiene una población estable de células madre.



Tipos de células madre

Existen cuatro tipos de células madre:

Una llamada célula madre totipotente puede crecer y formar un organismo completo, tanto los componentes embrionarios (como por ejemplo, las tres capas embrionarias, el linaje germinal y los tejidos que darán lugar al saco vitelino), como los extraembrionarios (como placenta).

La célula madre pluripotente no puede formar un organismo compuesto, pero puede formar cualquier tipo de célula proveniente de los tres linajes embrionarios (endodermo, ectodermo y mesodermo), así como el germinal y el saco vitelino.

Las células madre multipotentes son aquellas que solo pueden generar células de su propia capa o linaje embrionario de origen (por ejemplo un célula madre mesenquimal de medula ósea, al tener naturaleza mesodérmica, dará origen a células se esa capa como miocitos, adipositos u ostecitos, entre otras).

Las células madre unipotentes pueden formar únicamente un tipo de célula particular.

Uso de células madre


Básicamente, en biología se trabaja sobre dos tipos de células:

1.Células madre embrionaria (pluripotentes).

2. Célula madre adulta: en un individuo adulto se conocen hasta ahora alrededor de 20 tipos distintos de células madre, que son las encargadas de regenerar tejido en continuo desgaste (como la piel o la sangre) o dañados (como el hígado).

Su capacidad es más limitada para generar células especializadas. Las células madre hematopoyeticas de medula ósea (encargadas de la formación de la sangre) son mas conocidas y empleadas en la clínica desde hace tiempo.

En la misma medula, aunque también en sangre del cordón umbilical, en sangre periférica y en la grasa corporal se ha encontrado otro tipo de célula madre, denominada mesenquimal que puede diferenciarse en numerosos tipos de células de los tres derivados embrionarios (musculares, vasculares nerviosas Hematopopoyeticas óseas etc.) Aunque aun no se ha podido determinar su relevancia fisiológica se están realizando abundantes ensayos clínicos para sustituir tejidos dañados (corazón) por derivados de estas células.

La célula madre por excelencia es el cigoto, formado cuando un óvulo es fecundado por un espermatozoide. El cigoto es totipotente, es decir, puede dar lugar a todas las células del feto y a la parte embrionaria de la placenta.

Conforme al embrión se va desarrollando, sus células van perdiendo esta propiedad (totipotencia) de forma progresiva, llegando a la fase de blástula o blastocisto en la que contiene células pluripotentes (células madre embrionarias) capaces de diferenciarse en cualquier célula del organismo salvo las de la parte embrionaria de la placenta. Conforme avanza el desarrollo embrionario se forman diferentes poblaciones de células madre con una potencialidad de regenerar tejidos cada vez mas restringida y que en la edad adulta se encuentran en “nichos” en algunos tejidos del organismo.

Recientes investigaciones lograron, mediante patogénesis, activar óvulos humanos no fecundado, lo cual podría se el futuro próximo una fuente sin controversias éticas para la consecución de células madre.


2013. Médica Ángelus © Todos los Derechos Reservados. Tel.(55) 5119.0243 / (55) 5586.3604 / cel. 04455 5436.2650    Aviso de Privacidad