Innovaciones Médicas Investigaciones en su beneficio.

Aplicaciones del Ozono en la Hiperplasia Prostática Benigna

Introducción

El mayor crecimiento de próstata se produce entre los 10 y 20 años de edad, llegando a un peso de 20 a 25 g. Durante los siguientes 25 años permanece estable para volver a aumentar de tamaño progresivamente a partir de los 45 años. Alrededor de los 60 años de edad el 50% de los hombres presentan cambios histológicos compatibles (sintomatología de obstrucción de vías urinarias bajas), y a los 80 años el 95% de los hombres presenta cambios compatibles con síntomas obstructivos prostáticos, y el 10% llega a tener retención urinaria.

La hiperplasia prostática benigna, también denominada adenoma de próstata, es un tumor benigno de la glándula prostática que, en caso de presentarse, comienza a desarrollarse a partir de la cuarta década de vida, aumentando su incidencia, en proporción directa con el aumento de la edad del hombre. Más del 20% de los hombres mayores de 50 años requieren de un tratamiento médico o quirúrgico por presentar trastornos de la micción.

El objetivo de este tratamiento es mejorar el estado inmunitario celular, humoral (mecanismos de defensa) y vascular en la zona tratada, disminuyendo así la posibilidad de un proceso inflamatorio y acelerando los procesos fisiológicos de reparación de los tejidos mediante la activación de las células madre periféricas, por los factores de crecimiento. Debe aclararse que todos los tratamientos medicamentosos son paliativos, el tratamiento definitivo sigue siendo el quirúrgico.

Métodos

Una vez obtenido el diagnóstico de Hiperplasia Prostática Benigna, en pacientes que mostraba una sintomatología obstructiva urinaria baja secundaria, se procedió a realizar una medición del volumen de orina residual inicial (ORI) y del peso prostático inicial (PPI). Al término del tratamiento se hace un control con un nuevo ultrasonido prostático con las mismas características, para obtener el volumen de orina residual final (ORF) y los cambios en el peso de la próstata (PPF).

El tratamiento consistió en la aplicación por vía perineal, hasta la zona periprostática, de 1 mL de xylocaina simple al 2% en cada lóbulo prostático para anestesiar el área, teniendo cuidado de no perforar la cápsula prostática.

Se procedió a la aplicación de 5 mL de ozono con una concentración de 20 µg en la periferia de cada lóbulo prostático, utilizando una aguja de 27 G X 2”. Se continúo con la aplicación en las mismas zonas de 2 mL de plasma rico en plaquetas PRP, aplicándolo con aguja de 21 G X 80 mm. La aplicación se realizó cada 15 días hasta completar 6 sesiones, al término se realizó nuevamente el control con ultrasonido.

Resultados

En los 18 pacientes estudiados bajo esta técnica se demostró que el 100% presenta mejoría importante en la sintomatología prostática. También se observó de forma importante más del 50% en disminución de peso de la próstata y reducción del volumen de orina residual al término del tratamiento. Es importante resaltar que dos pacientes presentaban RAO (retención aguda de orina) y al término del tratamiento tenían mínima orina residual y un buen calibre miccional.




Por lo tanto se puede concluir que con este trabajo preliminar se demostró que esta técnica de combinar la aplicación de Ozono y Plasma Rico en Plaquetas es una excelente opción para prevenir y mejorar sustancialmente la Hiperplasia Prostática Benigna.

Autor:
Dr. Eduardo M. García-Villanueva

Abreviaturas:
ORF = Orina residual final
ORI = Orina residual inicial
PPF = Peso prostático final
PPI = Peso prostático inicial



Discusión

Hasta hoy día el tratamiento que se aplica para  la Hiperplasia Prostática Benigna es a base de medicamentos orales y quirúrgicos, los cuales implica un elevado costo económico para el paciente y las instituciones que lo practican. Además con los subsecuentes efectos secundarios que implica el estar tomando un medicamento por largo tiempo y los efectos quirúrgicos que alteran la función natural de la próstata.

La combinación de Ozono con PRP aplicado en próstata ofrece en corto tiempo una recuperación importante con bajo costo y sin riesgos, conservando la función natural de la próstata y generando mayor bien estar del paciente.

Esta técnica es una excelente opción de tratamiento para revertir los síntomas de la Hiperplasia Prostática y gozar de un mejor estado de salud.

Bibliografía:
Campell, Walsh, Gittes, Perlmutter, Stamey, Urologia, ed. Panamericana, 5a. edición, 1990.

PUBLICACIÓN EN REVISTA AEPROMO
(Asociación Española de profesionales Médicos en Ozonoterapia).

2013. Médica Ángelus © Todos los Derechos Reservados. Tel.(55) 5119.0243 / (55) 5586.3604 / cel. 04455 5436.2650    Aviso de Privacidad