Ozonoterapia

Historia, Propiedades y Contradiccciones

¿QUÉ ES LA OZONOTERAPIA?

La Ozonoterapia es la utilización del ozono como recurso terapéutico en la medicina.

¿QUÉ ES EL OZONO?

Es una forma alotrópica del oxígeno que presenta una molécula de oxígeno más que el propio oxígeno. La fórmula del ozono es O3, siendo la del oxígeno O2.

El ozono está presente en la atmósfera de modo natural. Y es un enérgico filtro de las radiaciones solares de alta frecuencia porque absorbe la mayoría de los rayos ultravioleta del sol asegurando gracias a ello la vida del planeta.

Por esta razón, los científicos están preocupados de la progresiva desaparición de la capa de ozono que existe en nuestra atmósfera y de los peligros que pueden entrañar, en particular por el aumento de la incidencia de cáncer dermatológico para los humanos que toman el sol sin protección.

Se ha responsabilizado de esta disminución progresiva de la capa de ozono a los compuestos clorofluorcarbonados (CFCs) que son liberados a la atmósfera por los refrigeradores, aires acondicionados y contenedores de aerosoles.

El ozono es un gas azul tenue. De color opaco azul oscuro tanto en estado líquido (p.eb. -111.9°C) como sólido (p.f.-193°C).

El cielo y los mares son azules por causas del contenido en el ozono.

A una altura sobre la tierra de entre 20 a 30 Km. Se presenta el ozono como gas natral a concentraciones de 10-20 partes por millón (ppm). Es como un anillo que rodea el planeta: capa de ozono u ozonósfera.

HISTORIA DE LA OZONOTERAPIA

Fue descubierto en 1840 por el químico alemán Christian Frederick Schonbein de la universidad de Basilea en Suiza. Y el médico berlinés Wolf lo empezó a aplicar en heridas sépticas de guerra (abscesos) en la 1a. Guerra Mundial y observó una mejor cicatrización en las heridas tratadas con ozono, consiguiendo una rápida desinfección.

Posteriormente, Payr presentó sus trabajos sobre los efectos cicatrizantes del ozono en el Congreso de la Sociedad de Cirugía de Berlín en 1935. Y Auborg incluyó la ozonoterapia por medio de insuflaciones rectales (a través del ano), para el tratamiento de infecciones vesicales y en patología intestinal.

Fue este autor quien descubrió el aumento del potencial oxidativo de la sangre, lo cual fue corroborado por los doctores Wening y Albergs, posteriormente.

Así llegamos a los años 50 del siglo XX, cuando Haüsler inventó un aparato que permitía la dosificación del gas, lo cual fue de gran importancia.

En 1972 se fundó la Sociedad Médica Germana de Ozonoterapia que empezó a ser muy activa.

El ozono ha sido finalmente reconocido por la comunidad científica internacional como uno de los más poderosos Oxidantes de la naturaleza junto a esta cualidad resalta su capacidad de interacción con los compuestos insaturados orgánicos (ozonolisis) que promueve la detoxificación orgánica de una gran cantidad de sustancias.

Ha sido probada su capacidad antivírica, antifúngica y antibacteriana, dado que ninguna bacteria anaerobia, virus, protozoos u hongo pueden vivir en una atmósfera con alta concentración de oxigeno.

Con lo que todas las enfermedades causadas por estos agentes patógenos son potencialmente curables mediante la acción del ozono. Pero, el médico debe conocer muy bien la capacidad del ozono y su dosificación, porque el ozono en grandes cantidades es toxico. De ahí que en terapia médica se utilice mezclado con oxigeno.
Esta es la base de la oxigenoterapia o terapia bio-oxidativa y autohemoterapia.

Usado correctamente, es una terapia muy efectiva, económica y simple con amplio espectro y potencialidad curativa.

El ozono tiene un olor característico en altas concentraciones es irritante. Este hecho y sus característico olor indujeron a su nombre porque la palabra ozono deriva del griego “ozein” verbo que significa oler.

No pasa de ser irritante para el humano hasta superar niveles de 0.1 ppm.

El 03 se presenta en forma natural alrededor de las rompientes de mar, cascadas y rápidos de los ríos de aguas claras y tras las tormentas climáticas. Es muy característico el olor a ozono a la orilla del mar en el atardecer en un día soleado y caluroso de verano.

La FDA (Food and Drug Administration) ha establecido un nivel máximo tolerable de 0.05 ppmm de ozono emitido por cualquier aparato fabricado para uso médico.

Dado que la vida media del ozono es de 30-45 minutos a 20°C (68°F), descendiendo su concentración al 16% de su valor inicial en dos horas debe ser generado para uso inmediato en el lugar de tratamiento.

Se ha escrito que el ozono estimula la capacidad orgánica de traslado del oxigeno vital a los tejidos corporales por parte de los hematíes. Junto a la azonolisis se investiga en atmósferas de ozono comprimido para mejorar el rendimiento deportivo de los atletas.

Al mismo tiempo que se forma el ozono, otro sistema lo destruye. Esta fuerza destructiva es la responsable del agujero de ozono.
El conjunto de productos químicos denominados Cloroflurocarbonos (CFC´s) contienen cloro, flúor y carbono. Se usan en refrigeración, aire acondicionado, aerosoles y materiales aislantes. Se creía que eran inertes químicamente solo lo son en la troposfera (hasta 10Km.) volviéndose activos por encima de la estratosfera (20Km.), donde la concentración de ozono es mayor.

Dichas sustancias se elevan en la atmósfera y son arrastradas a la parte superior de la estratosfera y ahí, bajo la acción de las ondas cortas ultravioleta “sacuden” el cloro y este es el que destruye el ozono. Al descomponerse los CFC´s liberan cloro atómico que es muy reactivo y destruye a las moléculas de ozono. El agujero de ozono es mayor en la antártida, por sus bajas temperaturas forman nubes de cristal que activan el cloro y lo hacen más agresivo por otra parte ahí hay menos luz solar ultravioleta que reciclaría ozono nuevo.




PROPIEDADES DEL OZONO EN EL ORGANISMO

Aplicando el ozono en el organismo humano se han detectado las siguientes propiedades:

Potente Germicida
Elimina hongos, bacterias y virus. Esta propiedad es debida a la formación de peróxidos.

Potente Antioxidante
Elimina radicales libres, por lo que retarda los procesos de envejecimiento celular. Esta aseveración contrasta con el hecho de que esta catalogado como uno de los más potentes oxidantes que existen. La explicación sería la activación por parte del ozono de enzimas que bloquean los peróxidos y los radicales libres.

Ejerce como agente inmunomodulador
Regula las defensas del organismo.

Estimula a los glóbulos blancos (linfocitos y monolitos) a que produzcan mediadores que aumenten las defensas del organismo ante agresiones externas como las infecciones y la detección de células mutantes o degeneradotas que producen enfermedades como el cáncer o enfermedades autoinmunes.

Activa el metabolismo del glóbulo rojo
Trasporta más oxigeno a las células, mejorando la función celular y la circulación sanguínea en general. Esto es debido a un aumento de la producción, siempre a nivel glóbulo rojo del 2,3 disfoglicerato, responsable de la cesión de oxigeno a los tejido (Rokitansky, 1981).

RESULTADOS OBTENIDOS CON LA OZONOTERAPIA

• Mayor aportación de oxigeno en el tejido.
• Mejora importante en la función de desintoxicación del hígado.
• Reducción más eficaz de los niveles de colesterol y de los triglicéridos.
• Mejor reducción de los niveles de ácido úrico.
• Eliminación de las aglutinaciones de los componentes sólidos de la sangre evitando trombosis y embolias.
• Efectos beneficiosos para la piel y las mucosas.

ACCIÓN BIOQUÍMICA DEL OZONO

Hoy en día, las enfermedades que más preocupan son las derivadas del riego sanguíneo; trombosis, isquemia, estasis etc. A continuación se enumeran los resultados que se obtienen tras el tratamiento con ozono:

1. Disminución de la capacidad de apilamiento de los hematíes debido al aumento de la elasticidad de la membrana del glóbulo rojo, permitiéndole mayor penetración en la microcirculación.

2. Aumento del hematocrito.

3. Aumento de la resistencia a la hemólisis.

4. Disminución de la VSG (Velocidad de sedimentación de la sangre).

5. Disminuye la acidez de la sangre.

6. Regula la tensión arterial.

7. Mayor aporte de oxigeno a los tejidos.

8. Aumenta la solubilidad del oxigeno a la sangre.

9. Disminuye el colesterol y los triglicéridos, esfingomielina y otras grasas.

10. Aumento entre un 15-30% del HDL- colesterol (colesterol bueno).

11. Los peróxidos actúan de forma defensiva dentro y fuera de la célula.



CONTRADICIONES DE LA OZONOTERAPIA

El ozono no se debe aplicar, por precaución en las siguientes patologías:

- Hipertiroidismo

- Trombocitopenia

- Alergia al ozono

- Hemorragias, púrpura, pacientes anti – coagulados

- Favismo (deficiencia de la enzima glucosa – 6 fosfato-dehidrogenasa)

- Paratiroiditis autoinmune

- Anemia hemolítica

2013. Médica Ángelus © Todos los Derechos Reservados. Tel. (55) 5119.0243 / (55) 5586.3604 / cel. 04455 5436.2650    Aviso de Privacidad