Anti-Envejecimiento

Terapia Celular

La Terapia Celular se define como la implantación por inyección de suspensiones de células de tejidos jóvenes o fetales heterologos en soluciones fisiológicas. Esto significa que células individuales y pequeños cúmulos de células son suspendidos en una solución isotónica salina compatible con el cuerpo y luego inyectados en el sistema muscular del paciente. El material celular usado en ese proceso es obtenido principalmente de donadores animales no nacidos o en el caso de algunas glándulas, de donadores de animales jóvenes. La Terapia Celular es la preservación de vivir joven la madurez. Hoy en día podemos afirmar que el sueño de vivir muchos años sin envejecimiento patológico esta llegando lentamente a una realidad tangible. Debemos aceptar, sin embargo, que millones de seres humanos viven, en el sentido exacto total de vivir, solo hasta los cincuenta a cincuenta y cinco años. Después solamente sobreviven.

Todos los días debemos reemplazar trescientos billones de células. Si nuestro organismo esta enfermo o debilitado producirá células más débiles que las remplazadas y lentamente iremos a una degeneración celular y por consiguiente, del tejido del órgano y del sistema. Las células tratadas y nutridas con terapia celular serán más fuertes y vigorosas e iremos lentamente a una recuperación celular y por ende del tejido, del órgano y del sistema. Célula madre o ítem cell se define como una célula progenitora, auto renovable, capaz de generar uno o más tipos de celulares diferenciados.
De manera natural, los tejidos del cuerpo a lo largo de la vida sufren desgaste, del que se defienden desarrollando la capacidad intrínseca de auto renovar esos tejidos que se desgastan. De no existir esta renovación, se reduciría considerablemente la esperanza de vida de los seres vivos. Por otro lado, gran parte del amplio elenco de las enfermedades que afecta al ser humano se basa en la degeneración y muerte de los distintos tejidos que conforman nuestro cuerpo, ya sea de manera aguda (infartos) o crónica (degeneración –envejecimiento).

En la práctica diaria se utiliza la Terapia Celular principalmente en dos líneas terapéuticas:

1. Lla primera indicación es en enfermedades crónico-degenerativas como por ejemplo la diabetes mellitus, hipertensión arterial, artritis reumatoide, enfermedad de parkinson, cirrosis hepática y lupus.

2. La segunda indicación es para mantener y reforzar un estado de salud óptimo.



El primer tratamiento consiste en la aplicación subcutánea de compuestos celulares de los diferentes órganos a tratar, por ejemplo: en la diabetes mellitus se deberán de aplicar células de cerebro-cerebelo corazón-coronaria, estomago–intestino delgado, hígado-vesícula biliar, placenta suprarrenal-riñón, tálamo-hipotálamo, timó, ojo total, páncreas. Con esta combinación logramos estimular la regeneración y promoción de un mejor funcionamiento orgánico especifico ya dañado por la diabetes mellitus.

El segundo tratamiento es de rehabilitación, por lo que se aplicara la combinación de células de riñón, hígado, cartílago, medula, timo diencéfalo, cordón umbilical placenta ovario (para mujer) y testículo (para hombre). Siempre se ha comentado que la salud no se compra, sin embargo, con estos tratamientos si podemos lograr mejorar sustancialmente nuestro estado de salud y calidad de vida.

2013. Médica Ángelus © Todos los Derechos Reservados. Tel. (55) 5119.0243/ (55) 5586.3604 / cel. 04455 5436.2650 /strong>    Aviso de Privacidad